Buscar en archivos de Mambí en Acción

miércoles, 3 de junio de 2009

La guerra mediática del gobierno cubano

Por: Roberto de Jesús Guerra Pérez, Periodista Independiente, Director del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS) y Vice-presidente primero del Consejo de Relatores de D.H en Cuba.

En semanas atrás comentaba en una de mis notas “Comienza a hacer estragos en la población los cortes de fluido eléctrico”, sobre la crisis que se avecinaba al pueblo cubano con respecto a la electricidad y ponía ejemplos de los municipios San José de las Lajas, Güines y Melena del Sur, ubicados en provincia La Habana, por tan solo poner ejemplos. Donde la corriente es cortada martes y jueves desde las primeras horas de la mañana, hasta caer la noche.

Todo esto, según alegan las autoridades como parte del ahorro de energía de la mal llamada Batalla de Ideas o Revolución Energética, iniciativas lanzadas por el convaleciente Fidel Castro Ruz, en el año 2004, que tenía como principio construir en cada municipalidad una base de grupos electrógenos que suministrarían electricidad a la población y eliminarían los apagones, un proyecto más como todos los que han quedado inconclusos.

En mi artículo advertía sobre un posible retorno a los “alumbrones” del nombrado periodo especial en los años 90, éste ya ha retornado. Los periódicos oficiales Granma y Juventud Rebelde lo reafirman, y han comenzado a despotricarse contra los despilfarradores, los culpan de ser ellos los causantes de que hoy estemos así. A la vez anuncian, que en los días venideros el pueblo tiene que estar preparado para los cortes que se comenzarán a realizar como un programa de ahorro de energía, y hace un llamado a la población a cooperar con la “Revolución”.

La situación se agrava, "la batalla contra los apagones” comienza nuevamente, al rey que le tocó mover los peones esta vez tendrá que jugar fino, creo no está preparado ni es un líder que represente a sus peones.


Ya se pronostica en comentarios callejeros por muchas personas y ha llegado a mi oído: “bueno, volarán los cristales de centros comerciales si cortan la electricidad en la capital y los carteles antigubernamentales no dejarán de aparecer.”

Lo que no saben, ni se imaginan los gobernantes es que estos tiempos son otros, el cubano ya despertó de su pesadilla. Se cansaron y no se ocultan para hablar en público. Esta vez serán más los sumados a la lista de los disidentes. La economía que está en el piso hace años, caerá por completo y ya nadie aguanta tanta tortura psicológica.

Sobre los apagones un maestro emergente exiliado en Suecia, me hace recordar a través de un sms aquel histórico pasado. La época de los apagones. Periodo en que muchos niños no asistían a la escuela, sus padres no lo mandaban pues pasaban noches sin dormir, el agobiante calor, la merienda se les echaba a perder por la falta de energía en sus viviendas.

José Avalo, de 70 años de edad, historiador de nuestro centro hace un llamado a que: “Recordemos que en el 1902 al 1912, se fundó en La Habana la Empresa Eléctrica, sito en Talla Piedra, a las vez en el 1942 al 48 la del municipio Regla y en Pinar del Rio, La Empresa Eléctrica de Factoría Los Hermanos Blanco, que abastecían a la ciudad y todos sus municipios, y cada provincia tenía su empresa eléctrica que abastecían a la población. En todo el territorio nacional habían, 147 centrales azucareros, y cada central suministraba a su municipio de electricidad completamente gratuita”.

“Cerca de 15 mil molinos de vientos con dinamos garantizaban electricidad a los campesinos. Es conocido que muchas personas que vivían en lugares intrincados no tenían electricidad, pero eran excepciones”.

“Las Compañías de Electricidad Nacional anunciaban el famoso lema “Kalixto Kilowatt”, que era un kilo por cada Watt consumido (un Centavo), y hoy el régimen cobra entre 9 y 18 centavos, y aún así, hay apagones. Hay que aclarar que en la isla habían varias refinerías, como la Esso Veloz de Regla, La Texaco y la SHELL inglesa, y algunas pequeñas en las provincias de Cienfuegos y Santiago de Cuba. De las 27 torres que con sus llamas iluminaban la capital cubana, solo queda una, y muchas veces la llama no aparece. El petróleo venía de México y Venezuela, cuyo convenio era cuando se refinaba, era a precio de costo a la población. El galón de petróleo refinado a 12 centavos, el litro a 3 centavos, y la gasolina refinada a 38 centavos el galón, 6,2 centavos el litro”.

“Desde 1912 hasta el ´59, solo hubo apagones esporádicos por actos de sabotaje contra los gobiernos de Machado y Batista. Ejemplo, La Habana se quedó sin luz en el ´58, cuando un grupo del Movimiento 26 de julio, pusieron en la capital en una noche 104 bombas, la cual fue restablecida en menos de 48 horas”. Manifiesta también José Avalo: “nunca se había visto un gobierno como éste, que sabotea al pueblo cortándole la luz, no comprendo como todas estas cosas fueron desapareciendo, cuando en el mundo hay un desarrollo inmenso”, concluye.

Saque usted sus propias conclusiones de la Batalla que se avecina, que será una verdadera Revolución Energética.

No hay comentarios: