Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 20 de agosto de 2009

Cuna y colchón por asignación, pueden llegar en edad de adolescencia


Sucesos narrados por la comunicadora comunitaria Georgina Noa Montes


 

María Cristina Nicado Alfonso reside en Guasimal #17 e/ Cervantes y Estrella, Calleja, Párraga, en el municipio de Arroyo Naranjo. Esta señora convive con su mamá de 87 años, sus hijos Léster (de 30 años) y Mabel (28) y los 3 hijos de ella de 9, 6 años y 3 meses.

El estado del domicilio cuando sucedió la llamada Tormenta del Siglo, empeoró y han estado haciendo gestiones con distintas instituciones, pero no han sido fructíferas. A finales de 2008, Mabel, en estado de gestación, se personó ante Doris, (directora del Departamento Municipal de Tránsito de Viviendas) lugar donde otorgan los albergues, la misma le informó que no había capacidad.

A inicios de este año se entrevistó con Mayito, vice-presidente del Consejo del Poder Popular del municipio, quien le comunicó que su caso estaba en un listado para analizar.

"Mi niña nació el 18 de mayo del presente año -dice Mabel- y el día 20 se personaron en mi casa Armando Riverón vice-presidente de Construcción de la Circunscripción, Nicolás Cruz presidente del Consejo de Calleja y el director de la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV), nombrado Flores, quien le indicó a mi mamá que cuando me dieran el alta fuera a verlo, que se me iba a conceder materiales de construcción. El día 24, Armando Riverón me comunicó que se me había asignado una cuna y un colchón por bienestar social; debido a las malas condiciones de mi casa, mi situación económica y que la niña es asmática. Debía ir a la UMIV a ver a Flores. Fui a verlo el día 26, y me dijo que el papel para recoger la cuna y el colchón tenía que dármelo Nicolás Cruz, y le pidió a Amauri y Luisito que vinieran a hacerme el Dictamen Técnico de la vivienda y que los trabajadores sociales valoraran la situación. Pero todavía estoy esperando a ver quien de tantos me va a resolver éste problema."

"Cada vez que voy a buscar a Nicolás a su casa para que me entregue el papel del colchón y la cuna y me de una respuesta del caso, nunca está, y si lo veo en alguna ocasión por la calle me evade y dice que está apurado", concluyó Mabel.

















 

Ciudad de La Habana, 19 de agosto de 2009.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails