Buscar en archivos de Mambí en Acción

viernes, 21 de agosto de 2009

Expulsan a repartidora de su puesto de trabajo


 
 

Por: Roberto de Jesús Guerra Pérez, Periodista Independiente y Director del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS)

Foto: Rosario Morales la Rosa muestra el documento de respuesta a su expulsión.

 
 

La Habana, Cuba, 20 de agosto/ Hablemos Press/ Una trabajadora de la Empresa de Correos de Cuba fue expulsada de su puesto de trabajo la semana pasada por estar asociada al Comité por la Integración Racial, una organización opositora radicada en La Habana.

Rosario Morales la Rosa, quien ocupaba la plaza de Cartera Integral en el correo de La Villa Panamericana en la zona de Alamar, municipio Habana del Este, dijo a Hablemos Press que fue expulsada de su trabajo "por no confiable y por asociarse a grupos opositores", según le notificó Raúl Ortega Barceló, administrador de dicho establecimiento y quien le explicó que la medida se tomó por orientación de oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado.

"Estaba enferma y había presentado un certificado médico que describe que debía estar 16 días de reposo cuando aplicaron la normativa", indica mostrando el documento. Morales aclara que realmente esperaron la oportunidad para tener una justificación con que se había ausentado de su puesto.

El acta de notificación de los resultados de una investigación que la comisión de Correos entregó a la Cartera en respuesta por su expulsión, expresa —por no ser confiable en las funciones que realiza e incitar a sus compañeros a la desobediencia…

Morales la Rosa señaló que lleva 5 años laborando en este centro y nunca se ausentado que todo esto viene por sus reclamos al sindicato exigiendo mejoras en los salarios y atención al trabajador.

Me reúno con opositores en la Biblioteca Independiente Reinaldo Bragado Bretaña de la cual soy lectora y me asocié al Comité por la Integración Racial donde he aprendido a reclamar mis derechos humanos, y es por eso que molesto no a mis compañeros sino a los miembros del Partido Comunista y a la Seguridad.

En una denuncia en meses pasado titulado La Vida de un Cartero, la Rosa da testimonio de que la policía política y la dirección de la empresa había amenazado con expulsarla por participar en reuniones de grupos independientes.

Una vez más, el régimen pone de manifiesto como expulsa a los opositores de los trabajos por pensar diferente. En la isla la única fuente empleadora es el estado y se reconoce un único partido, el comunista.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails