Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 10 de diciembre de 2009

DISTINTAS Y SEDIENTAS PALABRAS


Por Leonel Castellanos Rojas, colaborador del CIHPress.

Mis manos fueron náufragas, tardes, inexpertas
no supieron tocar tu cara y abrir tus labios
mis ojos no detuvieron tus miradas frívolas
fueron resortes ante las esquivas de tus espaldas
descendieron al abismo de tus reproches
regresando con el vacío de un suspiro.

Mis piernas no fueron ágiles como para alcanzarte,
hubo montañas en ti que no supe ni quise escalar
mi voz no tuvo notas que tus oídos detuviesen
no tuvo la melodía capaz de hechizarte al decir, te quiero.

Mi ternura no te alcanzó, mis brazos los teñiste
de barrotes fríos y húmedos, mi pelo ensortijado
no se enredó entre tus dedos, mi pecho no se alzó
como estandarte ante tus proclamas de libertad,
no recorrí todos tus caminos, no tuve el código para
adivinar tus secretos, no poseí en el canje de besos
todo tu fervor, toda tu gloria y toda tu inocencia.

No supe entender tus creencias, tus costumbres
mis palabras fueron distintas y sedientas
para la ideología de tus acertijos;
mi lengua no fue tan atrevida
mi lengua no hurgó en todas tus cavernas
no hallé en mis penumbras tu luz
no hallé en mi mesa el vaso de tus mieles
y este pobre corazón quedó destrozado
cuando cerraste la puerta.

Y sabes por qué, porque soy de otro tiempo, otro lugar
y tu eres solo un ser humano.

Bookmark and Share

No hay comentarios: