Buscar en archivos de Mambí en Acción

miércoles, 6 de enero de 2010

Tres años para una simple reparación



Por Martha Beatriz Roque Cabello.

La señora Elsa Povea Quiala, residente en Calzada de San Miguel del Padrón No.1408, entre 3ra. y Manuel González, La Rosalía, San Miguel del Padrón, se quejó el 29 de agosto de 2009, en el diario Juventud Rebelde, que durante tres años la comunidad de la ciudadela donde reside, compuesta por seis apartamentos, ha estado afectada por una tupición en la que se mezclan aguas negras y potables.

Explicaba Elsa que la habían peloteado en Edificios Múltiples y Comunales.

El pasado 2 de enero de 2010, este mismo órgano de prensa le brinda la respuesta de Antonio R. Lago Taño, director general de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado del Este.

Explica el dirigente que se comprobó in situ, después de varias visitas de control, que la obstrucción está ubicada en el interior de la vivienda de la remitente y es provocada por el derrumbe de la fosa de evacuación de residuales de su propiedad. Se le orientó dirigirse a la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV) y a Micro Social, para solicitar la reparación y escombreo de dicha fosa.

Añade, que el encargo social de la institución que él dirige llega hasta el límite de la propiedad de las instalaciones o viviendas, pero no obstante apoyará a las entidades competentes en la solución del problema.

Pero lo más increíble viene después, cuando el redactor de la sección en el diario, nombrado Jesús Arencibia Lorenzo da las gracias por la esclarecedora respuesta de Antonio R. Lago y lamenta las imprecisiones de la carta de Elsa.

Así funcionan las cosas en Cuba, ahora es esta mujer que seguramente no cuenta con los recursos necesarios la que estará enfrentada a los vecinos de su ciudadela, por ser la responsable de la tupición.

Lo que no se dice es ¿cuándo van a solucionar este problema?

Como siempre la demagogia del funcionario, de apoyar aunque no esté dentro de su jurisdicción.

Este es el lenguaje virtual por el que tiene que pasar la sociedad cubana, ante los múltiples problemas que atraviesa. En cualquier país del mundo en que se permitiera la libre empresa, la venta de materiales, el trabajo por cuenta propia, esto no hubiera sido nunca un problema de tres años.

Ciudad de La Habana, 5 de enero de 2010.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails