Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 18 de febrero de 2010

Cuba: le niegan asistencia médica a prisionero que tiene una bala alojada en un pulmón

Por Jorge Alberto Liriano Linares, prisionero, desde la prisión Provisional Cerámica Roja, dicta los textos por teléfono y Magaly Norvis Otero Suárez los transcribe.

Camagüey, 13 de febrero. — Las autoridades penitenciarias en la prisión provisional Cerámica Roja, le están negando la asistencia médica especializada a un prisionero que mantiene alojada en el pulmón izquierdo una bala.


 

Rodolfo Hidalgo Rivero, de 46 años de edad, fue gravemente herido en el abdomen el pasado 8 de octubre cuando miembros de la policía nacional revolucionaria dispararon sus armas de reglamento contra él en un operativo policial.


 

En el enfrentamiento también resultó herido el ciudadano Carlos Rodriguez Serrano, ambas víctimas fueron abandonadas por los criminales uniformados quienes fueron socorridos por la población civil trasladados al hospital militar provincial donde recibieron los primeros auxilios.


 

Médicos militares decidieron no extraer el proyectil debido a la cuantiosa pérdida de sangre de la víctima en aquel entonces.


 

Pasado 4 meses de la cobarde acción criminal la bala aun permanece en el pulmón de este acusado como evidencia fehaciente de la violencia policial en las calles de la isla.


 

Para las autoridades penitenciarias y las fuerzas represivas de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que en Cuba son una sola familia, organizadas en el ministerio del interior, la vida de este ser humano no tiene valor ni significado alguno.


 

Procesado por un supuesto delito de atentado. Rodolfo Hidalgo asegura estar vivo por obra y gracia de Dios y siente como de forma muy sutil y premeditada lo están asesinando al negarle la hospitalización para extraerle el plomo que posee alojado en su cuerpo.


 

Este hombre humilde padre de dos niñas pequeñas sufre dolorosamente su estado actual al encontrarse injustamente encarcelado y gravemente enfermo.


 

Mientras las bestias uniformadas que un día lo tirotearon continúan libres en las calles acechando nuevas víctimas para ultimarlas a balazos, y continúan gozando de la total impunidad de un sistema político donde predomina la fuerza, la violencia y la injusticia.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails