Buscar en archivos de Mambí en Acción

domingo, 14 de febrero de 2010

Describe prisionero político su estado en la prisión El Típico de Las Tunas


Sandra Guerra Pérez/ Foto reportera. Centro de Información Hablemos Press.
 

Melva Santana lleva una foto de su esposo Alfredo Domínguez Batista en un pullover. Foto: Archivo.
 

Las Tunas. —Melva Santana, esposa del prisionero político Alfredo Domínguez Batista, denunció desde su casa en la ciudad de Las Tunas las condiciones en que se encuentra su esposo en la cárcel.
 

Melva Santana leyó fragmentos de una misiva enviada por Alfredo Domínguez desde la Prisión Típico Viejo, en la que explica:
 

"Mi estado de salud por varias patologías es irreversible en el estomago y esófago. Debería tener una dieta sana la cual no existe. Aquí los alimentos son ácidos, otros no los puedo comer", aseguró el prisionero.
 

Agregando que la calidad de la comida es muy mala. "Estoy cansado de pedir a los guardias que me lleven a ver al jefe de alimentación. Desde el sábado 30 de enero decidí no almorzar, ni comer en protesta. Solo voy a tomar los líquidos para mantenerme, leche o refrescos, en lo que se basa mi dieta, la cual la realizo gracias a lo que me trae mi familia".
 

Alfredo explica en la misiva que "como una medida adicional, la jefatura del penal me quitó el derecho a llamar por teléfono. Alegan que yo hacía manifestaciones contra el gobierno carcelario. También me quitaron las visitas matrimoniales (pabellones) sin justificación".
 

"Las autoridades carcelarias me prohíben los ejercicios físicos. Y no me dan las horas de sol que me pertenecen".
 

"Denuncio el trato irrespetuoso e inmoral contra mi esposa Melba Santana, y renuncio a mis pabellones, a las visitas familiares y las llamadas telefónicas hasta que se haga justicia contra quienes me privan de mis derechos", aseguró en la nota.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails