Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 9 de febrero de 2010

Sandra Guerra: perseguida seis años por agentes del DSE


Por Ignacio Estrada Cepero, del Centro de Información Hablemos Press.


 

Sandra Guerra Pérez. Foto: Archivos de Hablemos Press.

La Habana.― Sandra Guerra Pérez, activista de los derechos humanos y foto reportera del Centro de Información Hablemos Press, en los seis años que lleva incorporada a los grupos opositores, jamás sintió miedo a lo que le pudiera suceder por su posición contestataria al régimen de los castros. Pero hoy (sábado 6 de febrero) asegura que con las acciones que le realizaron agentes de la seguridad del estado teme por la vida de sus hijas y demás familia.

Sandra vive con sus tres hijos (dos hembras y un varón) y su esposo Lázaro Rosa en la Finca Ojo de Agua, un poblado perteneciente al municipio Melena del Sur en provincia La Habana, donde habita medio centenar de familias campesinas muy pobres.

Cada sábado, Sandra Guerra viaja a La Habana para el domingo en la mañana participar en la marcha que realizan las Damas de Blanco desde la 5ta Avenida de Miramar, a otros sitios de la capital. Desde el año 2005, cuando sus hermanos Rolando Joaquín y Roberto de Jesús Guerra Pérez fueron llevados a prisión, participa como Dama de Apoyo junto a este valeroso grupo de mujeres que reclaman libertad para sus familiares presos.

Cuenta Sandra que el pasado viernes fue al municipio Güines y en el viaje sintió que la perseguían al igual que ha notado en otras ocasiones. "Las preocupaciones eran muchas, pero logré identificar al perseguidor. Es un oficial de la seguridad que en el mes de marzo me gritó insultos dentro de un carro cuando me secuestraron para que no participara en el sexto Aniversario de encarcelados los 75".

En el mes de marzo del 2009, la activista fue arrestada por la seguridad. Permaneció dos días en una estación de la policía. Luego fue llevada a su casa donde la amenazaron que de salir de allí la encarcelarían. Estuvo bajo prisión domiciliaria y vigilada por los factores durante una semana.

"Este sábado una vecina me preguntó si iba a La Habana para que le hiciera un favor. Le dije que no sabía. Aquello me causó preocupación y me puse en vela pues nunca había hecho esto y la sorprendí realizando una llamada telefónica al parecer dando información a los del DSE y se asustó".

El 31 de diciembre del 2007, Sandra y su familia fueron agredidas en su casa por dos individuos. Lázaro Rosa su esposo, resultó herido y perdió parte de la oreja izquierda. Si no llega a ser por la intervención de su cuñado Roberto de Jesús en legítima defensa, hubiese muerto en manos de los agresores que se ensañaban cortándolo con el pico de una botella.

Sandra Guerra, explica que vive desde hace 12 años en Ojo de Agua, un viejo campamento militar convertido hoy en viviendas para trabajadores de una cooperativa cañera. Se ha convertido en una líder de la comunidad en la defensa de los derechos humanos. Logrando que los trabajadores cañeros realicen reclamos de mejores condiciones así como presenten quejas a las instancias superiores.

"Todo lo que hago le molesta a los oficiales de la seguridad y al gobierno, por eso me persiguen, acosan y reprimen". El sábado al llegar Sandra al pueblo de Melena sintió nuevamente que alguien la seguía.

"Era el mismo personaje que estaba en Güines. Fui a cruzar una calle y me di cuenta de que algo me estaban preparando allí. Este individuo cruzó por frente a mí y me dio un puñetazo en el pecho que me dejó aturdida. Fue tan fuerte el dolor que los ojos me lagrimearon pero continúe caminando. Luego un hombre en una moto se cruzó en mi camino y el mismo perseguidor me agarró fuertemente por un brazo y me dijo viste que nosotros siempre estamos para salvarte pero un día te vamos a dejar porque tú no te mereces estar viva…

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails