Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 9 de febrero de 2010

Si hay voluntad se puede

Por Diosdado González Marreros, prisionero político del grupo de los 75, dicta los textos por teléfono y Magaly Norvis Otero Suárez los transcribe.

Pinar del Río. — Sabemos que todas las ideas tienen sus adeptos y sus detractores, pero también sabemos que quien no sea tolerante a las críticas o ideas de los demás, sea cuales sean, siempre y cuando sean pacíficas, no es demócrata.

De esos intolerantes ya estamos cansados. Llevamos más de 50 años soportando la intolerancia de la dictadura castro comunista. Ciertamente hay cosas que no se pueden tolerar en Cuba, aunque quien conozca la historia cubana sabrá que eso ha ocurrido a través de todos los tiempos.

El caudillismo y la división en el momento de la lucha, crea diferencias ante los que deseamos que Cuba algún día sea libre, y que podamos decidir nuestro propio destino sin que nadie desde una tribuna determine por nosotros.

Tenemos que unirnos y dejar de ver si el que está a nuestro lado es verde, azul, rojo, o amarillo políticamente. Tenemos, no debemos. Tenemos es una obligación imperiosa y debemos es solo si se desea, ya habrá tiempo para expresar una forma de gobierno y política y económica a seguir entre las organizaciones que se formen en una Cuba pos castrista. Ahora la única obligación de las personas que quieren de veras el cambio para esta tierra es la unidad. Y esa unidad, no es decir estoy reuniéndome con aquel o con el otro, y que todo quede ahí.

Unidad es sentarse todos para que se compartan en un solo cuerpo. Toda la oposición, y que todos se muevan a la orden de un solo pensamiento. El cual tiene que ser acabar ya con quien ha hundido esta tierra en la miseria y el dolor.

Tenemos la oportunidad de salvar a la patria de una vez y por todas. Pensemos en que en la unidad está la fuerza. Y a quien le conviene la división es a la dictadura de los castro. No pongamos pretextos, si hay voluntad, se puede.

Diosdado González Marreros se encuentra recluido en la prisión Provincial de Máxima Severidad de Pinar del Río, kilo 5 ½.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails