Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 21 de octubre de 2010

"Hay que cerrar este hospital coño"


Bandeja con los alimentos ofertados en salón para embarazadas en el hospital Hijas de Galicia. Foto: Magalys Norvis.

Barcelona/ Mambí en A/ La frase que hoy provoca este artículo la escuché decir en días pasados en el hospital regional del municipio Sagüa la Grande, provincia de Villa Clara.

En más de una ocasión la repitió hasta acaparar la atención una de las personas hospitalizadas, al percatarse de la alimentación que el hospital ofrecía a cada uno de sus pacientes. La oferta alimenticia consistía en una sopa que más parecía un poco de agua con algunos granos de arroz dentro. Como proteína unas rebanadas de plátanos que parecían fritos, pero no lo estaban.

Muchos de los presentes la apoyaron haciendo un gesto con sus cabezas, pero nadie tuvo el valor de acompañar la queja ante los directivos de guardia de ese día. Las pantristas en turno explican que ellas solo entregan a cada persona lo que el dietista del hospital y la administración ponen en la oferta del día, una de las pantristas repetía una y más veces: “esta candela a mi no me toca...” Lo que narro no es nada, para otros comentarios como los que se pueden escuchar a diario por quienes reciben asistencia médica en este centro que se extiende a los municipios de Corralillo, Quemado de Güines, Cifuentes y Sagüa la Grande.

Estando cuidando a un familiar el pasado domingo 10 de octubre, vi morir a una anciana por negligencia médica, y presencié como uno de los galenos maltrataba verbalmente a la acompañante de la fallecida por no contestar la pregunta que él le formulaba. La anciana falleció entrada la madrugada, pacientes y acompañantes que acudieron a los gritos llegaron primero en auxilio, antes que el mismo personal médico y paramédico, todos los profesionales dormían, otros deambulaban por otras salas y una de las enfermeras hacía compañía a su prometido que también estaba de guardia.

Un solo enfermero permanecía en sala y este se turbó ante el caso por tener poca experiencia, ni los signos vitales pudieron tomar. Desconozco el nombre de la fallecida pero ante las circunstancias merece descansar en paz, mientras quienes permitieron su muerte merecen ser plasmados en este artículo.

Si fuéramos a seguir haciendo referencia al hospital “Mártires del 9 de Abril”, habría mucho de qué hablar, desde el pésimo estado constructivo del inmueble, en cuanto a carpintería, redes eléctricas e hidráulicas, filtraciones, falta de seguridad, mala higiene, la carencia de alimentos, escasos recursos para la atención a casos de urgencias médicas, etc.

En días pasados José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente del Consejo de Estado cubano, recorrió centros de salud de la provincia villaclareña, elogiando a los directivos de salud de esta provincia y exhortándolos a continuar tan preciada labor. Palabras que no reflejaban al hospital de Sagüa por este no ser parte de su recorrido.

Como periodistas no debemos emitir nuestros criterios, pero temo en esta ocasión coincidir con la persona que exigía el cierre del hospital, y no temería en gritar a una sola voz: “Hay que cerrar este Hospital Coño”.

Por Ignacio Estrada Cepero, Hablemos Press.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails