Buscar en archivos de Mambí en Acción

domingo, 26 de junio de 2011

Vivo peor que en África


Barcelona/ Mambises en A/ Olga Aguirre Ferrer, de 78 años de edad, vecina de calle 204, Reparto Jalisco, Santiago de las Vegas, Cuba, denuncia su situación y al presidente de su CDR:
“Visité el municipio de la vivienda para ver si me mejoran mi situación de la casa, pero de nada me ha servido. Ernesto, Lazarita y Andrés, son los que tienen que ver con esto pero todo ha sido baba, llevo más de trece años en esta situación, mi casa se me moja toda y cuando llueve toda el agua me entra para la casa, porque no tiene por donde correr, ya que no hay nada para el desagüe de esta agua, el piso es de arena y cemento y todo está desbaratado, Lazarita y Andrés que son del Órgano de la Vivienda, dicen que el gobierno no puede hacer nada por nosotros, ya que aquí el que vive es porque le da la gana, yo llevo viviendo aquí 47 años y me crié en esta casa, hoy mi situación se me hace más difícil porque aparte que el gobierno no nos da nada de materiales para tapar aunque sea dos huecos del techo para no mojarme. Por fuera el material está muy caro, yo no tengo baño porque el que tenía se llenó de excremento, imagínese como hago mis necesidades, me baño dentro de la casa, yo vivo con mi sobrina Daymí González Aguirre, que tiene una niña de cuatro meses y una de 7 años, que tiene parálisis cerebral, hablar de condiciones para que vivamos aquí no hay, imagínense con estas condiciones que ni las tribus del África tienen. También he hablado con el CDR que es otro de los que deben darnos respuesta, dirigido por Chente, pero él dice que no puede hacer nada por nosotros, dice que así vive Cuba entera, pero el tiene un vivero y se busca miles de pesos diarios, y esas matas las riega con el agua que entra por las tuberías, y por eso las casas no tenemos ni agua. La tenemos que cargar en cubos y tanques de otros lugares. Y esto a él no le preocupa. Este es el mal llamado Presidente del CDR”.
Es un reporte desde La Habana, Cuba, de José Díaz Silva.








"Por los humildes y para los humildes"


Por el Dr. Rodolfo González Mora.
Desde los primeros años del triunfo de la “Revolución”, el gobierno reseñó, que la esencia de este proceso estaba determinada por las grandes masas de trabajadores, campesinos y estudiantes, que cansados de soportar un régimen de oprobio como el de Fulgencio Batista, decidieron alzarse en armas para derrotar la tiranía. Y que fue hecha por los humildes, y serían los humildes (como protagonistas y parte más desposeída del pueblo) los que tendrían todos los beneficios.
En el transcurso de cinco décadas, los humildes no han tenido una verdadera respuesta referente a la situación de la vivienda. Hoy día el estado cubano ha informado de una serie de cambios para tratar de paliar la aguda crisis de fondo habitacional en el país, ejemplo de ello, es la creación de tiendas liberadas para la venta de materiales de la construcción. Nos preguntamos: ¿en qué aspecto estas tiendas beneficiarían a los humildes; si el saco de cemento tiene un costo de cien pesos, un bloque de hormigón diez pesos, una puerta mil doscientos pesos, y un metro cúbico de áridos rebasa los doscientos pesos? En un país donde el salario no es suficiente casi, ni para adquirir la exigua canasta básica.
A pesar de todas estas calamidades, se observa algún ritmo constructivo de nuevas casas en toda la ciudad, con una innumerable cantidad de recursos que van desde hormigoneras, plantas eléctricas, grúas, vagones, martillos neumáticos, contenedores para almacenar materiales, etc. Es bueno señalar que no son casas para los humildes, sino para funcionarios del Estado.
Podemos decir sin temor a equivocarnos, que los humildes siguen siendo la clase más desposeída de la sociedad cubana, y que todos esos ofrecimientos de justicia social y derecho ciudadanos, son meras promesas.

miércoles, 22 de junio de 2011

Inspectores maltratan a cuentapropistas


Foto: Trabajador por Cuenta Propia o "Merolico", en la calle Obispo, La Habana, Cuba.
Por Aimée Cabrera.
Los trabajadores por cuenta propia que se desempeñan como vendedores ambulantes son asediados de manera continua por los inspectores, quienes les imponen multas desde 250 pesos y pueden ascender hasta los 750 pesos en moneda nacional.
Los más maltratados son los granizaderos, maniseros, vendedores de helados y otras golosinas. Los inspectores les siguen los pasos sin que se den cuenta y llevan el tiempo que permanecen parados en una calle, portal o parque, para abalanzarse y poner la multa con insultos y otros maltratos verbales.
Un vendedor de granizado que trabaja en una zona del Vedado, en el municipio capitalino de Plaza, se queja de que no lo dejan permanecer en la esquina de 17 y K donde hay un agromercado y almacén muy visitados por la población. Constantemente este hombre vende solícito, vasos de sirope de distintos sabores con hielo granizado de gran demanda por las altas temperaturas reinantes.
“Tengo que estar a la viva. Mirando para un lado y para el otro para no tener que empezar un careo con los inspectores. Imagínese, cómo puedo despachar y cobrar sin estacionarme, es imposible, pero de que te ponen la multa, te la ponen”, admite sonriente el vendedor que no cesa de vender la bebida refrescante.
Cuando los inspectores ponen las multas hasta insultan a los cuentapropistas. Las personas que ven el atropello tratan de defender a los afectados pero los inspectores refieren que ese es su trabajo y que ponen las multas que consideren. De más está decir que estos cuentapropistas ambulantes no pueden vender fuera de sus municipios de residencia.
Existen áreas donde termina y empieza un municipio, y por vender en una acera u otra ya se está incumpliendo con el esquematismo establecido. Los inspectores están muy al tanto de estas zonas y están a la caza de los infractores. “Es ridículo. El otro día me llamaban de una acera y tuve que dejar de vender porque ahí mismo se te aparece el inspector y pierdes todo el dinero recaudado en el día y hasta más”, admite una vendedora de tabletas de maní y leche del municipio Habana Vieja.
Lo peor es que estos cuentapropistas tienen que sufrir la prepotencia de los inspectores pero no tienen adónde acudir para quejarse. Entidades relacionadas con ellos no tienen personal que atienda las quejas y sugerencias de estos trabajadores. Ellos solo pueden quejarse a las secciones existentes en varios diarios nacionales, aunque hasta el momento, ningún directivo ha dado una explicación convincente.

Dulces y panes viejos


Foto: Museo del Chocolate, La Habana, Cuba.
Por Aimée Cabrera.
Las panaderías y dulcerías habaneras venden sus mercancías en moneda nacional o en convertible, pero las mismas adolecen de la calidad requerida.
Los lunes por la mañana se exhiben dulces que no lucen frescos, y lo mismo sucede con los panes. Los más caros tienen poca venta y pierden brillo y consistencia, pero no son rebajados de precio, sino que permanecen en venta hasta que alguien los compra o tienen que botarlos.
La panadería La Candeal en la Calle San Lázaro tiene dos dulcerías - panaderías. La más espaciosa vende en moneda convertible, mientras que la menos atractiva lo hace en moneda nacional, en esta última, los dulces rectangulares de chocolate o vainilla quedaron junto a los panes bonetes y las rosquillas azucaradas.
“Esos dulces son de ayer y cuidado, porque no se les ve el merengue, deben estar medio agrios, pero no les bajan el precio ni por casualidad”, comenta un cliente habitual de La Candeal. Uno de los vendedores explica que “no hay autorización para rebajarlos”, y espera venderlos porque están en una zona céntrica, cercana a una escuela y “los muchachos de la secundaria (básica) arrasan con todo”.
Lo mismo sucede en la dulcería Sylvain, que está a escasos metros. Allí se ve una variedad de dulces en bandejas y puestos en un mostrador de exhibición. También lucen viejos. Se pueden adquirir otros refrigerios en moneda convertible, y los usuarios prefieren comprar refrescos o cervezas enlatadas, así como, potes de helado o chocolatines.
De paso por una panadería-dulcería, Dulcinea (antes Pain de Paris), sucede lo mismo. Mientras los usuarios esperan tomarse un café capuccino o un croissant, ignoran las panetelas variadas a precios superiores a 1 CUC (25 pesos al cambio). Antes eran bajados de un vehículo con logotipo de la entidad; ahora son transportados en autos particulares.
“Esos dulces son muy caros pero son caseros. Es un descaro. Yo he visto como los bajan de un carro, y no pasa nada”, sentencia Mildred, cuyo centro laboral está cerca de la Dulcinea de 25 y O en el Vedado. Ella prefiere las ofertas de una cafetería particular que queda en la acera contraria, “los precios son más baratos y todo tiene calidad”, acota.
El período veraniego se caracteriza por las altas temperaturas que echan a perder los alimentos y los contaminan produciendo indigestiones y otros malestares. Blanca Ruíz se pregunta por qué los vendedores no pueden hacer un descuento a sus mercancías cuando éstas han perdido calidad, “es una forma de recaudar y así ganan algo, peor es botarlas”, advierte Ruíz para culminar.

Aumento de la accidentalidad laboral


Foto: Obra en Calle San Lázaro, La Habana, Cuba.
Por Aimée Cabrera.
Los accidentes laborales aún se registran en cifras considerables. Las entidades más representativas son los ministerios de la Agricultura, Azúcar, Construcción e Industria Básica con la mayor cifra de accidentes fatales. El número de fallecidos aumentó a 27, cifra superior a la de similar período del año pasado, motivo por el cual los dirigentes administrativos y sindicales deben estar muy al tanto con vistas a disminuir los mismos.
La provincia con mayor accidentalidad es la capital con 39 accidentes menos que en igual periodo del 2010, pero con un total de 422 lesionados, de ellos 5 fallecidos. Mientras que la de mayor índice de incidencias es la provincia de Las Tunas, con lesiones incapacitantes por cada mil trabajadores expuestos a peligros, así como, el de frecuencia de accidentes por cada millón de horas de exposición a riesgos.
La provincia de Cienfuegos fue la que tuvo un promedio superior de días perdidos debido a los accidentes sufridos por sus obreros. Especialistas de Asuntos Laborales de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) refieren que estos colectivos laborales, de hecho no pueden aspirar a ser destacados, ni sus directivos promovidos.
Consideraron además que dichos accidentes pueden ser evitados si se cumplen con las normativas en cada puesto laboral, y si se llevan a cabo los presupuestos financieros, sin dejar de exigir el uso de los equipos de protección individual.
Otra deficiencia analizada ha sido la desaparición de los técnicos de seguridad y salud en cada centro de trabajo, y la poca capacitación de los dirigentes sindicales y de la administración que permiten que estos accidentes sucedan.

sábado, 18 de junio de 2011

Represores SÍ - Reprimidos NO


Barcelona/ Mambises en A/ Los privilegios de clase en Cuba son en extremo marcados entre los que colaboran con la represión, frente al resto del pueblo.

Rigoberto Marcilly Aguirre, C. I. # 62112301003, vecino de la calle # 204, Reparto Jalisco, Santiago de las Vegas, Boyeros, La Habana, denuncia:
“Vivo aquí en esta casa desde que nací, con mi madre Yolanda Aguirre Acosta de 78 años. Mis dos hermanos se casaron y salieron de este infierno, aquí el gobierno no te da nada para mejorar la situación, todo se moja y el agua entra por debajo de la carretera, yo aquí no tengo agua potable, cojo el agua de un vivero que está frente a la casa, el vivero de Chente, este señor es el presidente del CDR que este sí vive como le da la gana, tiene tremenda casa, camión particular, una máquina, una moto y el dinero le entra por montón, con él no se puede hablar para que resuelva ningún problema, ya que siempre dice que no se puede hacer nada, sin embargo, él tiene su parte de culpa en que nosotros vivamos así porque los camiones que vienen a recoger las matas tienen todas las calles desbaratadas y el polvo que levantan llenan las casas. Las condiciones de vida aquí son malísimas, nosotros no nos morimos porque somos duros, pero para la vida aquí no hay condiciones, esto es un martirio para todo, comida, vivienda, todo, y para más desgracia no tengo baño porque la fosa se llenó de agua en uno de los aguaceros últimos y se derrumbó, porque toda la lluvia entra para la casa. Federación de Mujeres Cubanas, CDR, delegados del Poder Popular, todos, ninguno resuelve nada”.







Es un reporte desde La Habana, Cuba, de José Díaz Silva.

Jóvenes en peligro

Por Aimée Cabrera.
En los últimos tiempos aparecen spots televisivos conducidos por figuras públicas que dan mensajes de cómo deben protegerse las personas que tienen una vida sexual activa. Sin embargo, el uso del condón parece no ser muy sistemático, por lo que se informa a la población sobre enfermedades por transmisión sexual que, sin dar cifras, avisan sobre todo por su alto riesgo.
En estos momentos no solo hay peligro de contraer el SIDA sino que las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) como es el virus del papiloma humano (PVH), han aumentado en pacientes de diversas edades y el mismo está ligado al cáncer cervicouterino (CCU), el cual se reporta cada vez más en las mujeres más jóvenes.
Un reportero del diario Juventud Rebelde entrevistó en fecha reciente a la Doctora en Ciencias Médicas Telma Ferrá, especialista de Segundo Grado en Dermatología y profesora consultante de la Universidad Médica Carlos J. Finlay en Camagüey, dicha investigadora destacó el objetivo de su Tesis de Doctorado, el cual fue obtener un algoritmo para el diagnóstico precoz del cáncer cervicouterino (CCU) en mujeres con condilomas acuminados. Aunque en Cuba, muchas de las pacientes con esta patología sobreviven, la misma no deja de ser una posible causa de muerte, para un por ciento menor de aquejadas.
Más adelante, la Dra. Ferrá amplió en detalles como el condiloma acuminado tiene un bajo porciento oncogénico, pero puede ser un indicador de la presencia de un virus de alto riesgo, al existir variadas formas subclínicas que pueden ser causadas por ellos, “por eso, mi investigación se encamina a tomar el condiloma acuminado como una alerta”-puntualizó.
En la actualidad es común que los adolescentes y quienes tienen un poco más de edad, pero aún son dependientes de sus padres o de otros adultos de la familia, lleven vidas promiscuas y realicen el acto sexual de manera desprotegida. “Tengo una relación de dos años con un muchacho que estudia en mi escuela, él se niega a usar el condón porque le molesta, y no sé qué hacer”-dice una estudiante de nivel medio superior que prefiere no ser identificada.
Es preocupante que la Dra. Ferrá reconociera que con su equipo médico han tratado desde el 2010 a jóvenes menores de 15 años, y mencionó en menor cuantía hasta a niñas de 9 y 10 años. “En consultorios del Médico de Familia en el municipio de Camagüey estudiamos a 15 niñas y todas refirieron haber tenido relaciones sexuales precoces. Cinco tenían una neoplasia que fueron atendidas a tiempo”- comentó.
Es necesario que tanto las familias como los educadores realicen una correcta prevención para que todos estos temas sean aclarados y debatidos; los más jóvenes deben saber que el uso de anticonceptivos orales por parte de las muchachas no debe administrarse por períodos prolongados y debe haber una supervisión médica al respecto.
Un 15% de la población cubana tiene entre 12 y 19 años, ellos son los más afectados con las ITS las que pueden ocasionar entre otros, el cáncer cervicouterino, de pene o de próstata, y la infertilidad. Es esta una situación que afecta a la juventud a nivel mundial, pero no se concibe que en Cuba donde hay un Programa Nacional de Atención Integral a la salud de la Adolescencia, respaldado por centros de atención a la salud del adolescente (CAISA) no puedan garantizar la salud y el futuro de las nuevas generaciones, a pesar de que los especialistas coinciden en afirmar que los jóvenes saben poco de sexo y urge prepararlos debidamente.

La equivocación hizo que recibiese su propia medicina


Barcelona/ Mambises en A/ Denuncian desde Manzanillo, Granma, acoso a residencias de opositores por partidarios de la dictadura castrista, aunque la equivocación hizo que alguien recibiese de su propia medicina:
“El 13 de mayo a las 2:00 am, la puerta de la vivienda de mi mamá sita en Concordia # 123 en el municipio de Manzanillo, provincia Granma, fue inundada de chapapote con petróleo, a esa misma hora se dirigieron hacia mi vivienda sita en Tomás Borrero # 396, pero se equivocaron y echaron el chapapote al lado de mi casa, en el # 395 que es la vivienda de Teresa, una señora militante del Partido Comunista de Cuba, quien los acusó en la policía y no le hicieron caso. El Jefe de Operaciones de la Seguridad del Estado, Edel García y al Jefe de la Seguridad del Estado, Orlando Pompa, son los responsables de llevar a cabo estos actos”.
Es un reporte desde Manzanillo, Granma, de Leonardo Cancio Santana.

miércoles, 8 de junio de 2011

Coordinadora de Ciudad de La Habana realiza visitas de trabajo a las bibliotecas


Foto: Martha Bonacheas (derecha), junto a la bibiotecaria Gladys Escandell.
Barcelona/ Mambí en A/ La Coordinadora del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba en Ciudad de La Habana, Martha Bonacheas Rojas, realiza visitas de trabajo a las diferentes bibliotecas de la ciudad.
En conversación con Bonacheas, manifestó que existen 14 bibliotecas en La Habana, y que ya ha recorrido varias de ellas. “Hemos visto como los bibliotecarios hacen una tarea maravillosa dentro de sus comunidades, siempre existen necesidades que trataremos de cubrir, pero en general, ellos llevan al pueblo una literatura libre y sin censura, la cual es importante para los cubanos en estos momentos,” destacó la coordinadora.
Martha Bonacheas comentó que todavía faltan algunas por visitar, y que los bibliotecarios agradecen mucho estas visitas, ya que pueden plantear y reflejar su trabajo y sus carencias.
El Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba que dirige la señora Gisela Delgado Sablón, cuenta con bibliotecas en todo el país que se encargan de informar al pueblo de aquellos temas que el gobierno cubano no dice o esconde.
Es un reporte desde La Habana, Cuba, de Aini Martín Valero.

sábado, 4 de junio de 2011

Niños sin esperanzas


Por Aimée Cabrera.
Desde mucho antes del primero de junio, Día internacional de la Infancia, los medios oficiales destacaron la prioridad del Estado cubano por garantizar la salud y la educación de los niños, así como, alabar cómo vela por su integridad.
Si bien en Cuba los niños permanecen en sus escuelas durante el horario escolar que dura hasta la tarde, y se vela porque no sean obligados a trabajar, a ejercer la prostitución o a delinquir, no todos pueden hacer realidad sus ilusiones.
En primer lugar, son miles los niños cuyos padres no tienen posibilidades de comprarles al menos un juguete en el año. Los varones, sobre todo, juegan mal vestidos en las calles al fútbol o a la pelota, algunos lo hacen sin zapatos porque hay que dejarlos para ir a la escuela.
Las niñas tampoco tienen muñecas. Sus entretenimientos se limitan a compartir sus pocos juguetes, o jugar “a ser grandes”, mientras las madres no se dan cuenta de que se han posesionado de sus zapatos de tacón o de las alhajas.
Los niños cubanos son manipulados en las escuelas donde tienen que repetir de forma mecánica todo tipo de arenga política, alejada del pensamiento infantil, inocente por naturaleza.
La escuela no es siempre el templo de conocimientos ya que se observa la falta de maestros y hasta la pobre preparación docente de éstos. Los alumnos no saben cómo aplicar los conocimientos considerados objetivos del curso, y pasan de grado con muy mala base.
En las aulas de primaria de la Cuba socialista se observan grandes diferencias de clases entre los estudiantes. Unos tienen mucho y otros no tienen nada. Los educadores adulan a los poderosos y marginan a los más pobres.
Otra situación a la que no pueden dar explicación es el perder a sus colegas de aula de manera abrupta. La salida definitiva de las familias cubanas es una constante desde que se nacionalizaron las escuelas a principios de la década del 60. Es bien difícil que un aula comience y termine con la misma matrícula. Siempre hay infantes que desaparecen al partir a otros países con sus padres.
Otros se quedan en Cuba al no tener familiares directos en el exterior. Tal es el caso de Carla. Ella tiene once años y estudia para culminar el sexto grado. No se siente motivada a comenzar el nivel secundario porque sus retos y exigencias son mayores. Ella vive sola con su madre divorciada y sabe cuán difícil le será asumir algunos de los códigos propios de los adolescentes.
“Mi mamá es muy buena conmigo pero no puede hacer más. No voy a poder estrenar una buena mochila, ni tenis de marca como otros niños de mi aula, además, vamos a estar con niños que vienen de otras escuelas, no quiero pensar en eso”- dice Carla acostada en su humilde camita frente al televisor.
Otros se preocupan menos por estos detalles en apariencia, porque su comportamiento agresivo denota frustración por las carencias. Dayron y Yuniel están en quinto grado y tienen 10 años. Ellos juegan con otros vecinos de su edad pero son violentos y se imponen al resto. Viven con familiares agresivos y utilizan sus mismas frases vulgares y palabras soeces. Si alguien los regaña, lo miran fijo y continúan, como si no fuera con ellos. “Esa vieja es una pesá”- opina Dayron y tira piedras a un perro que corre y ladra en un balcón aledaño. “Si le dices algo a la madre se lo come a golpes”- admite una vecina que cuestiona a qué hora estudian los pequeños desarrapados.
El primero de junio es un día más, como lo puede ser el 20 de abril o el 14 de diciembre; aunque no es menos cierto que muchos de los miles de niños y niñas que malviven en la Cuba actual, no pierden la esperanza de hacer sus sueños realidad, quizás cuando tengan un poco más de edad y den un nuevo rumbo a sus vidas.

Centenarios del 2011


Por Aimée Cabrera.
El movimiento sindical cubano celebra este año el centenario de tres de sus líderes más destacados: Lázaro Peña, José María Pérez y Jesús Menéndez.
Estos líderes, siendo muy jóvenes comenzaron a luchar a favor de los intereses de los obreros, participando en cuanta actividad se realizó desde el gobierno de Gerardo Machado, en la década del 20 del pasado Siglo.
De ellos, aún muchos cubanos recuerdan a Lázaro Peña, pues vivió hasta las primeras décadas de la Revolución, donde siempre apoyó a los trabajadores y defendió sus intereses.
Lázaro Peña González nació en el barrio capitalino de Los Sitios, el 29 de mayo de 1911. Su niñez inmersa en la pobreza lo apartó de la escuela y lo llevó a desempeñarse en diversos oficios hasta que llegó a la tabaquería donde además, comienza su vida como dirigente sindical.
El 28 de enero de 1939, año en que se cumplía el 86 aniversario del natalicio de José Martí, fue uno de los fundadores de la Confederación de Trabajadores de Cuba.
A partir de ese momento, Lázaro se dio a la tarea de conducir a los trabajadores por los caminos de la unidad. Por eso es fundador también de la Confederación de Trabajadores de América Latina y de la Federación Sindical Mundial.
Después del 1959 fue Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en varias ocasiones hasta su muerte en el año 1974.
Son muchas las personas que lo conocieron y recuerdan su gran carisma y modestia. El líder sindical que escuchaba a todos los trabajadores y tenía para cada uno una respuesta. Su paciencia y humanismo, así como su fortaleza de espíritu, alegría y caballerosidad, dieron lugar a inolvidables debates que sirvieron de mucho a los obreros que se le acercaron.
A pesar de haber sido miembro del Partido Comunista de Cuba (PCC) y apoyar al gobierno liderado por Fidel Castro, los comentarios sobre Lázaro fueron en su mayoría a su favor.
Con él, culminó aquella etapa en que los líderes sindicales cubanos hacían todo lo que estaba a su alcance para defender a los trabajadores y ayudarlos a alcanzar sus derechos.
En la actualidad no sucede así. Desde la base se observa como los sindicalistas se confabulan con las administraciones para humillar a los trabajadores con los despidos masivos, ofreciéndoles labores fuertes y mal remuneradas como las agrícolas a quienes se han capacitado y mantenido durante años en trabajos muy diferentes.
Los comentarios halagüeños de quienes conocieron a Lázaro Peña son muy distintos a las opiniones que tienen hoy los que muestran inseguridad y temor a quedar disponibles, mientras reconocen en voz baja que el Secretario General de la CTC Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Politico del PCC, sólo apoya los lineamientos que trazan la plataforma politico gubernamental, restándole importancia a los reclamos del pueblo trabajador.
Los obreros cubanos y trabajadores en general se quejan de lo mal remunerado que están, a pesar del alto nivel de instrucción que tienen en su mayoría. Los productos de primera necesidad se venden en la Moneda Convertible CUC, mientras que los salarios son en la Moneda Nacional o Peso CUP muy devaluado con el que apenas pueden vivir. El movimiento sindical cubano urge de una reestructuración acorde a estos tiempos.

jueves, 2 de junio de 2011

Corto relato de Villa Miseria


Barcelona/ Mambises en A/ El ciudadano Basilio Rodríguez Padrón, vecino de calle O entre Lindero y 4ta Reparto Altura de Luyanó, municipio San Miguel del Padrón, se queja del abandono que sufre el barrio donde vive:
“Hace veinte años que vivo en esta cuadra y nunca los factores del gobierno se han preocupado por asfaltar esta calle. Todos los vecinos incluyéndome a mí, vivimos día tras día inhalando el polvo, y cuando pasan los camiones o algún automóvil por aquí, toda esa polvareda entra hacia las casas y ni contarte las personas que padecen de asma, las innumerables veces que tienen que asistir al policlínico Bernardo Ponce para darse aerosoles. Ahora el Delegado de aquí está tirando tierra en la calle de la cuadra según él para el asfaltado, pero que yo sepa el asfalto no lleva ese tipo de componente”.



Es un reporte desde La Habana, Cuba, de Yazmani Nicles Abad.

Vecinos molestos ante inconvenientes por demora en obras

Barcelona/ Mambises en A/ Vecinos del municipio San Miguel del Padrón, en La Habana, Cuba, se quejan de la tardía respuesta en reparar el suministro de agua a su población, así como de la demora en las obras por los inconvenientes que de ella se derivan.

En Cuba no hay máquinas excavadoras


Barcelona/ Mambises en A/ La señora Eva Ruíz Valladares, vecina de la calle Central # 20702 entre 4ta y Lindero, Alturas de Luyanó, municipio San Miguel del Padrón, La Habana, denuncia:
“Este salidero lleva más de un año debido a que la Empresa de Acueducto plantea que desde el año 2010 no han podido conseguir una pala excavadora para cavar en el salidero hasta llegar a la tubería y darle reparación a la misma, pero esas excusas no resuelven nada, ya que el agua que está brotando a la superficie es potable y para colmo en el Reparto el suministro tiene poca fuerza de agua. Mi hermano es abogado y se ha ido a quejar en todas partes y no le dan respuestas, pero qué podemos esperar para los pobladores de este Reparto insalubre si también está siendo afectada por el salidero la Empresa llamada La Criolla, y el gobierno no ha cogido lucha”.



Es un reporte desde La Habana Cuba, de Yazmani Nicles Abad.