Buscar en archivos de Mambí en Acción

viernes, 5 de octubre de 2012

No se cuida la salud del obrero



Foto: Hospital Clínico Quirúrgico.

Por Aimée Cabrera.

Aquellos tiempos en que se exigía un carnet de salud al trabajador y que el mismo estuviera actualizado han pasado a la historia de cómo dicen los jóvenes: “los cuentos de los viejos” o “los viejos y sus teques (cháchara)”.

En la actualidad son muchos los colectivos de trabajadores que se quejan ante su sindicato sin ver la respuesta al asunto tan importante, en el que debe haber una coordinación entre la dirección del centro y la de la institución médica que le corresponda.

Por este motivo, los trabajadores se afectan en sus salarios y estimulaciones cuando tienen que faltar, llegar tarde, o marcharse antes de concluir su jornada laboral porque tienen que hacer estas gestiones de manera individual.

El Programa Nacional de Salud Ocupacional incluye la asistencia médica y los exámenes complementarios, además de otras investigaciones. Esto no se cumple. Un miembro de un colectivo laboral escribió al periódico Trabajadores su queja en este sentido, fue publicada el primero de octubre del 2012.

Este centro está ubicado en la provincia de Santiago de Cuba, y es la Empresa de Equipos Industriales Marcel Bravo. Según el trabajador Alexey Vera, técnico de seguridad y salud del trabajo de la Marcel Bravo, debiera estar activo el convenio entre la dirección de su empresa, la del policlínico Frank País y la del Combinado Deportivo José Fernández Garzón, en este último, Vera constató que sus trabajadores sufren similar situación.

“Es inexplicable que en el centro médico no exista un especialista que coordine y atienda la salud ocupacional… ¿Dónde queda el enfoque integrador en la atención de la salud ocupacional de los trabajadores de esta industria de la Metalmecánica, en la que al cierre del 2011 se reportaron siete accidentes de trabajo, uno de ellos mortal, y el resto con secuelas de diversos grados”, explicó y se cuestionó en su carta Alexey Vera.

En estos momentos hay una crisis en cuanto a la atención médica por falta de trabajadores de la salud que se encuentran de misión en otros países. Llegar a un cuerpo de guardia con una urgencia no le da derecho de prioridad al enfermo. Los consultorios del Médico de la Familia no dan abasto con la cantidad de personas que necesitan ser atendidos.

Estos médicos tienen que atender altas cifras de pacientes, por lo que les es muy difícil acudir a la casa del enfermo minusválido o el que por cualquier motivo no puede ir a la consulta, no tienen buenos locales para trabajar y es excepcional que tengan comidas balanceadas y bien confeccionadas en los comedores de sus instituciones.

Hay personas que prefieren ir a un cuerpo de guardia o a través de un trabajador de un hospital acudir a estos centros especializados, para ser atendidos con más rapidez. Entonces qué pueden esperar los trabajadores cubanos en cuanto a que se haga cumplir las tareas contenidas en el Programa de Salud. Otra directiva que se incumple y pone de manifiesto la total desatención a los trabajadores, en general.

No hay comentarios: