Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 28 de julio de 2012

Reunidas las Comisiones



Foto muestra la precariedad en la que vive el pueblo cubano.

Por Aimée Cabrera.

Las comisiones permanentes de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular estuvieron reunidas durante el pasado viernes, sábado y domingo, para arribar a su IX Período Ordinario de Sesiones el lunes 23 de julio.

Dentro de las mismas están la Comisión para la Atención a los Servicios, la cual está a cargo de la prevención y el enfrentamiento a las indisciplinas, ilegalidades, el delito y la corrupción, la gestión de la calidad, la protección al consumidor y la política de precios en la prestación de los servicios.

Otros puntos a analizar por esta Comisión son los que se relacionan con atención a la población, la gestión de los planteamientos de los procesos de rendición de cuentas y la simplificación de trámites con las máximas autoridades de los ministerios de Transporte, Comercio Interior, Turismo e Informática y Comunicaciones; el control sanitario en la actividad por cuenta propia, así como, evaluar la efectividad de la implementación de la Ley 109 del Código de Seguridad Vial.

Por su parte, la Comisión de Industria y las Construcciones está entrada en temas tales como la vivienda y los materiales constructivos, la marcha de los programas de mantenimiento, construcción, conservación y rehabilitación por destinos y constructor, el sistema crediticio y de subsidios a la población, la producción local, surtido, calidad y venta en los municipios, y la fabricación de los equipos requeridos.

También examina la calidad y variedad de los productos de aseo personal que se venden en moneda nacional, el reordenamiento organizativo y restructuración empresarial en la Industria Ligera; el plan de inversiones y de las producciones niquelíferas, y la situación de la sal.

La Comisión Agroalimentaria tiene a su haber el cumplimiento del plan agropecuario en el primer semestre del año, la producción azucarera y sus derivados, el sistema empresarial de la industria alimentaria, el desarrollo y resultados de la agricultura urbana y suburbana; las transformaciones que se ejecutan en la comercialización de productos agropecuarios en La Habana, Artemisa y Mayabeque, la Zafra 2012-2013, la genética y su desarrollo, la organización, producción y comercialización, entre otros.

Otras Comisiones tienen que ver con otros asuntos, todos puntos neurálgicos para el ciudadano común residente en Cuba. “Mucho debate, pero no se ve nada”, admite una ama de casa jubilada que no sabe cómo organizar el poco dinero que entra en su casa para pagar cuentas, alimentarse y cuidar a un nieto que pasa un mes de vacaciones con ella.

Las valoraciones que se han realizado recaen en los mismos problemas de siempre, debido al formalismo, la falta de objetividad, atrasos organizativos, improductividad, indisciplina laboral, corrupción y el burocratismo crónico conveniente a la élite de los intocables, esos que no sufren apagones, que siempre tienen gasolina para transportarse, los que viven con un techo seguro, pueden viajar al exterior y achacan todo lo que sucede en el país al bloqueo impuesto por los Estados Unidos de América.

“Estoy de vacaciones, no me importa lo que digan las Comisiones. Desde que me levanto por la mañana pongo el canal del deporte, es mi forma de aislarme de tanta mentira, míralos a todos, debieran ponerlos a dieta y a hacer ejercicios”, opina un joven trabajador capitalino, padre de familia. Su criterio resume el de la gran mayoría de cubanos que ven como inalcanzable cualquier forma de prosperidad y bienestar para sus vidas humildes.

sábado, 21 de julio de 2012

Con cáncer pero sin sustento



Foto: Palacio de los Matrimonios de Mayía y Patrocinio, Municipio 10 de Octubre.

Por: Arnaldo Ramos Lauzurique.

Erlis González Terán sostuvo una relación matrimonial con Mario Juvenal González Ramírez durante 27 años, desde 1982 al 14 de diciembre de 2009 en que se divorciaron. En el transcurso de esos años la pareja (de mutuo acuerdo) en otras dos ocasiones y para evadir consecuencias jurídicas derivadas del matrimonio, rompió los vínculos matrimoniales, aunque continuaron la relación en el inmueble, del cual eran propietarios en común. Sus dos hijas han declarado que no tenían conocimiento alguno de los divorcios, hasta que se produjo el último.

Ellos arrendaban la casa, aunque Mario Juvenal tenía la licencia a su nombre y era el que gestionaba los clientes.

Mario Juvenal estuvo contratado en una naviera española a través de Cuba. Durante su tiempo de trabajo padeció de un pre infarto y recibe una pensión vitalicia por ello de 832 euros mensuales.

En 1996 Erlis fue operada de cáncer de útero y en 2006 de carcinoma mamario. Al faltarle una mama y la pérdida de pelo ocasionada por los sueros citostáticos el esposo dejó de interesarse por ella, su estado emocional se hizo crítico y requirió tratamiento psiquiátrico.

Un certificado médico del 25 de noviembre de 2008 firmado por el Dr. Juan Carlos Brossard Nápoles, especialista en Oncología del hospital Miguel Enríquez, la declaró incapacitada para laborar de por vida, y además, la Dirección de Trabajo y Seguridad Social del Consejo de Administración Municipal de la Lisa ratificó la “Invalidez Total”.

En Auto 278-09 del 15 de septiembre de 2009 de la Sección Civil del Tribunal Municipal de la Lisa se le estableció una pensión alimenticia de 200 euros mensuales y que se mantuviera el régimen de copropiedad de la vivienda. Esto nunca se ha cumplido.

Mario Juvenal, sin tener en cuenta la maltrecha situación de Erlis, apeló esa decisión a la Sala Primera de lo Civil y de lo Administrativo del Tribunal Municipal Popular de Ciudad de La Habana, que con fecha 25 de marzo de 2010 dictó la sentencia No 28 que modificó la pensión alimenticia a solo 100 euros mensuales durante 6 meses. Pero tampoco de ello ha recibido algo.

Erlis ha apelado a todos los niveles y sus demandas han sido declaradas sin lugar por distintas sentencias de Tribunales Municipales, Provinciales e incluso por el Tribunal Supremo.

El resultado de las apelaciones se caracteriza por las inexactitudes y porque se recogen afirmaciones no probadas, como por por ejemplo:

La sentencia No 28 del 25 de marzo de 2010 contiene una grave inexactitud en su Resultante primera, que recoge textualmente: “…en cuanto a las medidas provisionales no nos pronunciamos por no existir hijos dentro del matrimonio”; algo que se hubiera evitado solicitando las partidas de nacimiento de sus dos hijas.

También se recoge en el Considerando de la referida sentencia que no quedó probada la incapacidad laboral de Erlis y que los certificados médicos correspondientes fueron expedidos “… por sendos facultativos luego inmersos por ello en expedientes disciplinaros”, algo completamente incierto, ya el Dr. Juan Carlos Brossard Nápoles, que expidió el certificado médico, no ha sido objeto de expediente disciplinario alguno.

Además, se afirma que la cancelación de la licencia como arrendadora tenía como objetivo alegar un supuesto estado de insolvencia y carencia de recursos, la licencia de arrendamiento estaba a nombre de Mario Juvenal, no de ella; la causa de la insolvencia deviene de la propia enfermedad, lo cual consta en el tercer Resultando de la Sentencia No. 179/10.

En la sentencia 296-11 del 11 de julio de 2011 se recoge en el segundo resultando la afirmación calumniosa y no probada de que durante el período en que ambos estuvieron divorciados, entre el 2 de octubre de 2001 y el 30 de agosto de 2006, la Sra. Erlis González “…fue vista en vinculaciones afectivas con otros hombres.”

Cuando se estableció un Auto para que Erlis recibiera directamente desde España los 200 euros establecidos originalmente, Mario Juvenal canceló su cuenta bancaria y el dinero comenzó a llegarle a él en su totalidad. El Tribunal Municipal de La Lisa hizo llegar el documento EXEQUATOR al Decanato de Alicante en España, pero estaba mal confeccionado y había que rehacerlo. No hay respuesta sobre ello, pero en definitiva Erlis lleva varios años tratando de resolver el problema de su manutención y ha caído en el laberinto del régimen, sin ninguna respuesta para esta injusticia social.

Ciega justicia social



Foto: Mercedes Urgellés Ruzó.

Barcelona/ Mambí en A/ La ciudadana cubana, Mercedes Urgellés Ruzó, de 87 años de edad y vecina de la calle Cristo de Limpia #7662 entre 1ª y Lindero, Reparto Luyanó Moderno, municipio San Miguel del Padrón, La Habana, denuncia:

“Tengo 87 años y no siempre estuve en estas condiciones, yo era peluquera y a la vez trabajaba lavando ropa para la calle, me contrataban para lavar la ropa de una familia y yo lo hacía porque era un dinerito extra que entraba en la casa, pero el humo que soltaba las maquinas de secar el pelo en la peluquería me fue afectando la vista y cuando me di cuenta fui al medico, el doctor me dijo que tenía la vista muy afectada y tenia que dejar de trabajar y hacer reposo absoluto. Imagínese, dejar de trabajar ¿y de qué iba a vivir? No seguí sus recomendaciones y aquí está el resultado, soy una discapacitada física que dependo de mis hijas para todo y no tengo casa propia después de tantos años de trabajo. Mis hijas han hecho gestiones en la Reforma Urbana y otros organismos del Gobierno pero siempre recibimos respuestas evasivas, tengo mis papeles de discapacitada física y pertenezco a la Asociación Nacional de Ciegos. Increíblemente no tengo chequera porque mis años de servicio como trabajadora fueron de cuentapropista y no tengo derecho a una jubilación. Hoy tal vez coma, mañana no sé”.



Foto: Hago Constar de la ANCI de que Mercedes pertenece a esa organización.



Foto: Una respuesta “revolucionaria” de la Dirección Municipal de la Vivienda, que inició a Mercedes en el “laberinto” sin solución de los problemas.

Informó desde La Habana, Cuba, Yadira Rodríguez Bombino, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

viernes, 20 de julio de 2012

¿A quién le interesa?



Barcelona/ Mambí en A/ Juana Tamargo Iglesias, vecina de la calle Palma #18107 entre Álamo y B, Reparto Segunda Ampliación de Alturas de Luyanó, municipio San Miguel del Padrón, la Habana, Cuba, denuncia:

“Al doblar de mi casa hay un poste del tendido eléctrico que prácticamente está cayéndose. Ello representa un peligro para la los pobladores que por ahí transitan diariamente, nada más de pensar que dicho poste se caiga, se me pone la piel de gallina; porque nos vamos a quedar sin luz por varios días y en el momento del desplome puede ser que haya personas o fundamentalmente niños que acostumbran a jugar en esa área, y evidentemente van a ser electrocutados. Yo quisiera se hiciera algo al respecto para evitar que mi temor se haga realidad.”

Informó desde La Habana, Cuba, Yazmani Nicles Abad, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

jueves, 19 de julio de 2012

Se acabaron los medicos del alma



Barcelona/ Mambí en A/ La ciudadana Mayra Quián González, vecina de la calle Cristo de Limpia #7661 entre 1ª y Lindero Reparto Luyanó Moderno, Municipio San Miguel del Padrón, La Habana, Cuba, denuncia a trabajadores sociales por haberla discriminado a pesar de la precaria situación en que vive:

“Vivo en condiciones infrahumanas, hace más de 12 años el piso de mi casa representa un peligro, porque está lleno de huecos y partido por todas partes, hay que tener un extremo cuidado para transitar en nuestra vivienda. Este problema es debido a la humedad, ya que la misma por necesidad fue construida encima de una fosa. Este problema lo hemos planteado en diferentes organismos del gobierno, pero lo único que han hecho es venir a preguntar por el número de personas que viven en la casa; pero no se resuelve nada. Cuando los trabajadores sociales pasaron por la cuadra cambiando los “frigidaires” (léase refrigerador) a mi no me dieron la opción de cambiar el mío, y ahora estoy pasando trabajo con este frío ruso que no enfría, y gasta la corriente que casi no puedo pagar, los trabajadores sociales no tuvieron en cuenta mi situación. Ahora ya no existen más, y eso que eran los médicos del alma”.









Informó desde La Habana, Cuba, Yazmani Nicles Abad, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

martes, 10 de julio de 2012

Vivir sin vida



Barcelona/ Mambises en A/ Neuris González Guilarte, de 78 años de edad, vecino de Coyula # 5 y Línea del Ferrocarril, Guanabacoa, La Habana, describe su situación:

“He pedido ayuda a los delegados del Poder Popular y no he obtenido respuesta alguna. Vivo solo y llevo más de 20 años viviendo en estas pésimas condiciones, no tengo recursos para arreglar la casa yo solo”.



Informó desde La Habana, Cuba, Ivis María Rodríguez González, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Vivir con cáncer y con hambre



Barcelona/ Mambises en A/ Yanela Montoto Pérez, vecina de Coyula sin número entre Línea del Ferrocarril y Final, Guanabacoa, La Habana, describe su crítica situación:

“Vivo con mi esposo y una niña pequeña, he pedido ayuda y me han visitado los trabajadores sociales, pero no he obtenido respuesta. La niña tiene un pequeño retraso sicomotor y una pequeña pérdida de audición. Estoy operada de cáncer uterino, y nunca he obtenido ni una dieta por mi enfermedad”.







Informó desde La Habana, Cuba, Yainé Pintado Aldaya, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

No estamos en el mapa



Barcelona/ Mambises en A/ Rafael Barceló Rodríguez, de 63 años de edad y vecino de Coyula # 6 y Carretera de Contenedores, Guanabacoa, La Habana, Cuba, describe la situación de su vivienda:

“Vivo con mi esposa y he pedido ayuda para conseguir unas tejas de techo y algunos materiales para tener una vivienda un poco confortable, incluso me he quejado en varias ocasiones y sigo sin obtener respuesta alguna. En una ocasión vino una fumigadora (mosquito Aedes Aegypti) que dijo que este Reparto no estaba en el mapa. Padezco de una fractura craneal debido a un asalto y mi medicamento de por vida es fenitoína-50; pero quiero seguir luchando aunque mi salud no me acompañe, y se hace más difícil viviendo en estas condiciones”.





Informó desde La Habana, Cuba, Fermín Zamora Vázquez, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Honor a quien merece



Barcelona/ Mambises en A/ Lázaro Labrada Ortega, de 65 años, vecino de calle Tivolí # 345 entre Cocal y Camiada, Manzanillo, provincia Granma, Cuba, denuncia:

“Mi casa sótano y barbacoa, se afectó en grado extremo, pues un cuarto estaba debajo de la casa adyacente que estaba en estado crítico y al derrumbarse la casa del vecino al igual que la contigua que estaba en la esquina, todo pasó a ser escombros en cuestión de segundos, aunque no hubo pérdidas de vidas pues no estaban los moradores. Mi casa necesita reparación siendo esto de carácter urgente, estos sucesos ocurrieron hace 8 años y son conocidos por el Poder Popular, Partido Comunista municipal y oficina de Viviendas. Mi casa es prácticamente una cueva y soy asmático crónico, por lo que me afecta el ambiente húmedo. Encima de todo esto, me quitaron mi chequera a pesar de tener más de 25 años de duro trabajo. Arriesgué mi vida como combatiente en la guerra de Angola y a mi regreso sólo he recibido maltratos y humillaciones del Gobierno. He agotado todo tipo de quejas y no tengo recursos monetarios para acometer esa reparación, pues los materiales de la construcción están muy caros y no puedo aspirar a un subsidio. ¿Qué les importa a ellos mi situación si incluso Manzanillo se cae a pedazos?”.







Informó desde La Habana, Cuba, Tania de la Torre Montesino, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Enfermedades que no importan

Barcelona/ Mambises en A/ María Esther García Guerra, con C.I. 64081626150 de 47 años de edad y vecina de calle 6 # 87 entre 5ª y 6ª Reparto Caymari, Manzanillo, provincia Granma, Cuba, se dirige a la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios para relatar lo siguiente:

“Tengo una situación de salud crítica porque padezco varias enfermedades desde hace veinte años, las que me impiden trabajar: cirrosis hepática, epilepsia generalizada, diabetes mellitus tipo II, hiperlipidemia, insuficiencia cardiaca severa, hernia y úlcera gastro-duodenal, fractura de la 4ta vértebra cervical (para lo que adjunto el certificado médico). Pero las autoridades de Bienestar Social son mi mayor inquietud, porque me niegan la ayuda para sobrevivir. No tengo hijos, ni esposo, vivo sola y sumamente enferma, mi casa no tiene baño. No tengo a quien acudir por ayuda, tan sólo a ustedes. Soy asistenciada desde el año 2004 y hace un año y medio la Dirección de Bienestar Social se ha empecinado en quitarme el único sustento que tengo para vivir. El año pasado 2011 me quitaron la chequera seis veces alegando falta de documentos y resumen de Historia Clínica a pesar de que yo entrego un resumen todos los años. Me he dirigido a Ana Salazar Yaque, secretaria del Director de Bienestar Social, al Presidente del CDR de la cuadra donde vivo, que es también el Delegado del Poder Popular y Presidente del Consejo, su nombre es Juan Rondón Beritán y al Partido Comunista en Manzanillo, sin respuesta alguna. Ahora por último me realizaron un peritaje médico en el Hospital Clínico Quirúrgico “Celia Sánchez Manduley”, el día 4 de abril del 2012, donde certificaron que yo no puedo trabajar y los funcionarios de Bienestar Social me están pidiendo documentos que ya ellos tienen en su poder, y el colmo es que me han negado hasta el almuerzo que yo recibía. Esto es una guerra psicológica y he tenido que ir a Psicología y a Psiquiatría y me están matando de hambre y no tengo dinero para las múltiples medicinas que tengo que tomar”.



Informó desde La Habana, Cuba, Tania de la Torre Montesinos, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

viernes, 6 de julio de 2012

Un Reparto al que no se le ha repartido




Foto: Casa de Oricelda Fleitas en Guanabacoa, Cuba.

Barcelona/ Mambises en A/ Oricelda Fleitas, vecina de Carretera de Contenedores # 7 Reparto Coyula, Guanabacoa, La Habana, Cuba, denuncia:

“Estoy operada de rectocelis y sictocelis, y ahora tienen que volverme a operar, tengo que caminar hasta el Hospital Materno La Fátima en Guanabacoa para ser atendida por nuestra supuesta potencia médica. En este reparto donde vivo no hay posta médica, ni escuela, los niños tienen que caminar un aproximado de 5 Kms para llegar al centro educacional más cercano. Muchas de estas viviendas no tienen electricidad y se abastecen de tendederas, las cuales han traído pésimas consecuencias porque se les han roto sus efectos electrodomésticos. Han pedido ayuda para solucionar esta difícil situación y se les dice que no hay cables eléctricos. También se ha pedido que fumiguen para protegernos de enfermedades y bacterias y todavía estamos esperando la respuesta. En este Reparto tampoco hay calles, solo terraplenes, y para salir de aquí las personas pasamos mucho trabajo y ya se ha pedido que las calles sean asfaltadas, porque la población en estos momentos es de aproximadamente 1 000 personas y todos estamos conviviendo en esta situación”.



 



Informó desde La Habana, Cuba, Fermín Zamora Vázquez, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails