Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 30 de noviembre de 2010

Muy poca atención al hombre


Por Aimée Cabrera.

La Jornada Nacional de Seguridad y Salud del Trabajo se celebra en Cuba hasta el 30 de noviembre bajo el lema “Prevención, Exigencia y Responsabilidad”. Como es habitual, muchas entidades la celebran para cumplimentar un aspecto más de la etapa emulativa.
La divisa de esta jornada de hecho, no se cumple en algunos sectores como el de La Industria Básica. Según la especialista principal de Seguridad y Salud en el Ministerio de la Industria Básica (MINBAS), en entrevista al diario Trabajadores, “Las principales causas de la accidentalidad en nuestro sector, están en el comportamiento inadecuado de trabajadores y jefes, en violaciones de procedimientos y en deficiencias en la evaluación de riesgos”.
Más adelante señaló la funcionaria: “Tenemos una alta cantidad de trabajadores expuestos a grandes riesgos, en especial los linieros de la Unión Eléctrica, pero no asumimos tal realidad como una justificación, sino como un acicate en nuestra labor de capacitación”.
El MINBAS está entre los sectores de más accidentalidad en el país, ocupando el primer lugar con un indicador de nueve fallecidos, cifra similar al pasado año. Entre las tareas que el departamento asume Seguridad y Salud en este ministerio, está la realización de investigaciones a los incidentes, las que son hechas con la profundidad requerida ya que éstos sin ocasionar lesionados pueden convertirse en accidentes.
La dirigente refiere que su sector está lejos de alcanzar las mejores estadísticas internacionales en cuanto a los incidentes, y que el trabajo más urgente es el que tiene que hacerse en la Unión Eléctrica, al tener en cuenta que seis de los nueve fallecidos eran de este organismo, y cinco trabajaban en postes y tendidos eléctricos.
Estos trabajadores se exponen a grandes riesgos debido a dos factores: la electricidad y la altura. Este año la Jornada Nacional de Seguridad y Salud en el MINBAS está dedicada a los linieros eléctricos, extendiéndose la acción a sus familiares, con vistas a lograr una mayor sensibilización.
La especialista principal plantea que esta importante industria no presenta problemas por la falta de equipos y aditamentos de protección personal, aunque enfatiza que la temeridad puede ser causa de lesiones y muertes, considerando que los accidentes laborales son asunto de toda la empresa, por lo que para ella, no podrá ser destacado un colectivo que presente deficiencias en seguridad y salud.
Los linieros trabajan en condiciones de alto riesgo, y en momentos críticos como son los pasos de los huracanes, con sus lluvias torrenciales, y estos trabajadores deben arreglar tendidos eléctricos, transformadores y postes que ponen en peligro sus vidas.
Habría que ver si en la realidad de los acontecimientos trágicos en que estos obreros realizan su labor, existen las condiciones adecuadas en cuanto a los aditamentos y otros enseres que deben poseer para evitar que se lesionen o fallezcan. La especialista principal dio muchos detalles, aunque no parece tener la última palabra en el asunto.
Dentro de esta Jornada Nacional de Seguridad y Salud del Trabajo hay que señalar los adversidades que sufren cuarenta de los paileros y soldadores del taller 104 de la Fábrica de Combinadas Cañeras KTP de la provincia de Holguín.
El examen médico realizado destacó los altos niveles de plomo en sangre que presentan varios de los trabajadores. Un especialista en medicina del trabajo les orientó varias medidas como realizar un estudio del medio ambiente, para poder conocer las causas del problema.
La carta enviada a la sección Buzón Abierto, del periódico Trabajadores, órgano de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) describe el malestar de este colectivo laboral pues los expertos nunca fueron para hacer el estudio planteado.
La fábrica donde trabajan es un local viejo al que no se le han hecho reparaciones adecuadas, por lo que lleva diez años presentando problemas con la extracción de gases; por este motivo, hay que trabajar con enrarecimiento de aire.
Por otra parte, se informó que los trabajadores con mayor índice de plomo en sangre, tenían que ser atendidos en la capital; pero nunca han podido recibir la debida atención médica, ni tan siquiera en otra provincia.
Estos dos ejemplos seleccionados: los linieros y los paileros o soldadores, son ejemplos aislados que describen como en la Cuba actual, las administraciones y los sindicatos de las distintas entidades están más al tanto de celebrar jornadas como la que está vigente en estos momentos, que de proveer a sus trabajadores, de las más elementales condiciones laborales con las que sean preservadas tanto sus vidas, como su salud.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails