Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 18 de junio de 2011

Jóvenes en peligro

Por Aimée Cabrera.
En los últimos tiempos aparecen spots televisivos conducidos por figuras públicas que dan mensajes de cómo deben protegerse las personas que tienen una vida sexual activa. Sin embargo, el uso del condón parece no ser muy sistemático, por lo que se informa a la población sobre enfermedades por transmisión sexual que, sin dar cifras, avisan sobre todo por su alto riesgo.
En estos momentos no solo hay peligro de contraer el SIDA sino que las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) como es el virus del papiloma humano (PVH), han aumentado en pacientes de diversas edades y el mismo está ligado al cáncer cervicouterino (CCU), el cual se reporta cada vez más en las mujeres más jóvenes.
Un reportero del diario Juventud Rebelde entrevistó en fecha reciente a la Doctora en Ciencias Médicas Telma Ferrá, especialista de Segundo Grado en Dermatología y profesora consultante de la Universidad Médica Carlos J. Finlay en Camagüey, dicha investigadora destacó el objetivo de su Tesis de Doctorado, el cual fue obtener un algoritmo para el diagnóstico precoz del cáncer cervicouterino (CCU) en mujeres con condilomas acuminados. Aunque en Cuba, muchas de las pacientes con esta patología sobreviven, la misma no deja de ser una posible causa de muerte, para un por ciento menor de aquejadas.
Más adelante, la Dra. Ferrá amplió en detalles como el condiloma acuminado tiene un bajo porciento oncogénico, pero puede ser un indicador de la presencia de un virus de alto riesgo, al existir variadas formas subclínicas que pueden ser causadas por ellos, “por eso, mi investigación se encamina a tomar el condiloma acuminado como una alerta”-puntualizó.
En la actualidad es común que los adolescentes y quienes tienen un poco más de edad, pero aún son dependientes de sus padres o de otros adultos de la familia, lleven vidas promiscuas y realicen el acto sexual de manera desprotegida. “Tengo una relación de dos años con un muchacho que estudia en mi escuela, él se niega a usar el condón porque le molesta, y no sé qué hacer”-dice una estudiante de nivel medio superior que prefiere no ser identificada.
Es preocupante que la Dra. Ferrá reconociera que con su equipo médico han tratado desde el 2010 a jóvenes menores de 15 años, y mencionó en menor cuantía hasta a niñas de 9 y 10 años. “En consultorios del Médico de Familia en el municipio de Camagüey estudiamos a 15 niñas y todas refirieron haber tenido relaciones sexuales precoces. Cinco tenían una neoplasia que fueron atendidas a tiempo”- comentó.
Es necesario que tanto las familias como los educadores realicen una correcta prevención para que todos estos temas sean aclarados y debatidos; los más jóvenes deben saber que el uso de anticonceptivos orales por parte de las muchachas no debe administrarse por períodos prolongados y debe haber una supervisión médica al respecto.
Un 15% de la población cubana tiene entre 12 y 19 años, ellos son los más afectados con las ITS las que pueden ocasionar entre otros, el cáncer cervicouterino, de pene o de próstata, y la infertilidad. Es esta una situación que afecta a la juventud a nivel mundial, pero no se concibe que en Cuba donde hay un Programa Nacional de Atención Integral a la salud de la Adolescencia, respaldado por centros de atención a la salud del adolescente (CAISA) no puedan garantizar la salud y el futuro de las nuevas generaciones, a pesar de que los especialistas coinciden en afirmar que los jóvenes saben poco de sexo y urge prepararlos debidamente.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails