Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 2 de julio de 2009

Entrevista a Lilia Castañer Hernández, madre de cubano desaparecido en España

Por: Roberto de Jesús Guerra Pérez, Periodista Independiente, Director del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS) y Vice-presidente primero del Consejo de Relatores de D.H en Cuba.


 

RJG: En el texto titulado Desgarramiento, del colega José Alberto Álvarez Bravo, Usted responsabiliza a dos personas, -el cubano Jose Luis González Soñora y el súbdito español Juan Ángel Sirvent Seguí- de la desaparición de su hijo, Omar Rivera Castañer, ¿en qué basa usted su sospecha?

LCH: Las comunicaciones que he mantenido con personas relacionadas con mi hijo, son las que han fomentado mi convicción de que fue asesinado por estos dos individuos. Sus conversaciones telefónicas y correos son incoherentes, contradictorios, por lo que arrojan más penumbras que luz sobre el caso. El primer elemento inverosímil es la propia foto de mi hijo publicada en Internet, en la sección Desaparecidos.

Si mi hijo fue reportado como desaparecido desde el primero de enero de dos mil cinco, y la denuncia la formula Jose Luis el diecinueve de febrero del dos mil ocho, acompañada de una foto evidentemente trucada, ¿de donde salió esa foto? ¿Quién la tomó, si nadie ha vuelto a verlo?

El diez de noviembre de dos mil seis, Juan Ángel me pone un correo muy revelador, y te lo voy a leer para que saquemos varias conclusiones tan lógicas como importantes:

Yo te prometo que no sé nada de él, lo vio Jose, yo hice con Jose un llamamiento por televisión Canal nou y lo encontraron en Benidorm, Jose fue a por él y tampoco quiso quedarse con él, creo que lo dejó en caritas, yo llamé a Jose y le dejé el correo éste para que te cuente y ya no se nada más, siento no poderte ayudar, yo siempre que pude lo cuidé, pero él se fue de mí, ya no pude hacer nada más por él, pienso muchas veces en él.

Esta "conmovedora" preocupación de Juan Ángel por mi hijo está concebida, a todas luces, para alejar de él toda sospecha, pero desafortunadamente, me crea un mar de dudas: ¿Quién encontró a mi hijo en Benidorm? Cuando Jose fue a por él, ¿en manos de quién estaba mi hijo? ¿Por qué Juan Ángel dice que Jose Luís dejó a mi hijo en caritas, y Jose Luís dice haberlo dejado en el Centro de Toxicomanía del Barrio Los Ángeles? ¿Por qué asocian a mi hijo a este Centro, si él ni siquiera ha fumado nunca en su vida? La misteriosa foto que le da una apariencia de loco o drogadicto, ha sido concebida para dar la impresión de que mi hijo se había convertido en un enajenado, huyendo deliberadamente del contacto con la realidad y de sus presuntos benefactores.

Otro elemento que incrementa las brumas alrededor de este suceso, es que los diversos actores
involucrados
mencionan siete versiones del último sitio en que fue visto:

-Centro de Toxicomanía del Barrio Los Ángeles en Alicante.

-Benidorm.

-Caritas.

-Casa de una amiga de Jose Luís.

-Consulado cubano en Barcelona.

-Ingresado en "una clínica".

-Barrio Los Moros.

RJG: Hábleme de la relación de su hijo con Zuzel Granados Gálvez, y quién es ésta persona.

LCH: Zuzel es una cubana nacionalizada española, esposa de Juan Ángel Sirvent Seguí, con quien tiene una niña. Vía telefónica, Juan Ángel le comunica a mi hermana haber sorprendido a su mujer acostada con mi hijo. Este fue el principal evento que desencadenó una crisis relacional entre Juan Ángel y mi hijo.

RJG: ¿Que pudo motivar el presunto asesinato?

LCH: Sería congruente con la imagen que tenemos de él todos los que, con diferentes niveles, conocemos a Juan Ángel.

RJG: Admitiendo que Juan Ángel haya tenido razones para desear la muerte de su hijo, ¿cuál es la vinculación del cubano Jose Luís Gonzales Soñora en este hecho?

LCH: Ten en cuenta que Jose Luís también mantenía relaciones amorosas con Zuzel, aunque ésta circunstancia por sí sola no justificaría el crimen. Hay otros factores de peso que sí pueden llegar a constituir causales para este no confirmado asesinato.

Por ejemplo, antes de la "desaparición" de mi hijo, en sus visitas a Cuba Jose Luís mostraba una modesta situación económica. El traslado de su familia al pueblo de donde es oriunda, -Sibanicú, en Camagüey- lo realizaban en ómnibus de uso colectivo, en cambio, en la actualidad renta hasta dos automóviles a la vez, de los más caros, y tú sabes que eso en Cuba cuesta una fortuna. Al lado de su casa en Luyanó, construyeron una cochera y un apartamento, obras que también requieren una economía muy sólida, y su trabajo de ayudante de la construcción no debe ser tan lucrativo. Esta es la parte más insignificante de la situación económica de Jose Luís, comparada con otros indicadores:

Jose Luís financió el matrimonio espurio de su hermano Froilán con la cubana nacionalizada española, María Magdalena Fernández Bermejo, quien recibió seis mil euros por prestarse a la farsa legal para propiciar su salida de Cuba. Además, según tengo entendido, Jose Luís le obsequió a su hermano una residencia valorada en noventa mil euros, que probablemente muchos españoles emprendedores y laboriosos no puedan ni soñar con alcanzar.

Como no puedo probártelo, a título de especulación te diré que para mí, lo único que pudiera justificar el ingreso de Jose Luís al club de los potentados de España, sería su vinculación al contrabando de órganos humanos, y mi apreciación sobre él es que vocación y disposición no le faltan.

Para concluir, presiento que Jose Luís obtuvo dinero de Juan Ángel por asesinar a mi hijo, -a quien yo sé por cartas y conversaciones telefónicas que odiaba profundamente- y por la venta de sus órganos.

RJG: ¿Qué espera usted de la difusión de su caso a través de la prensa independiente cubana y la prensa internacional?

LCH: Dos cosas, que son la razón de ser de mi vida:

-Agotar, con la ayuda de las autoridades españolas, todas las posibilidades de que mi hijo pueda a pesar del tanto tiempo transcurrido, aparecer algún día para devolverle la luz a mis ojos.

-Si fue asesinado, que los culpables expíen su crimen.

RJG: ¿Cómo han sido sus encuentros con los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano?

LCH: He sido tratada con mucha consideración y entendimiento por parte de los funcionarios que me han atendido, pero comprendo sus limitadas posibilidades de incidir en la solución de mi caso. De todas maneras agradezco sus buenas intenciones.

RJG: ¿Me puede dar sus datos de localización?

LCH: Sí, como no: calle J # 104 apto. 10 e/ Calzada y 9, Vedado, Ciudad Habana. No tengo teléfono, pero mi e-mail es liliacastaner1947@yahoo.com.

RJG: Le deseo, en lo personal, que su situación sea atendida por las autoridades competentes, y que Dios ponga su mano hacia un feliz desenlace.

LCH: Muchas gracias por su dedicación, su tiempo, y sus buenas intenciones. Y que así sea.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails