Buscar en archivos de Mambí en Acción

miércoles, 29 de abril de 2009

Las cifras hablan


Foto en el hospital clínico quirúrgico de 10 de octubre, más conocido popularmente entre los cubanos como la Dependiente.

La Habana, 29 de abril. El régimen comunista de Cuba lleva a cabo una intensa campaña de propaganda dentro y fuera de la isla, resaltando los logros alcanzados en la atención a los ciudadanos, las tasas de mortalidad materno infantil, la esperanza de vida al nacer, la cantidad de médicos por habitantes, restándole importancia a los indicadores alcanzados por la nación cubana, antes de la toma del poder por Fidel Castro en 1959.

Los medios de prensa, todos bajo el control del Partido Comunista de Cuba, no tratan temas, como que a fines de la década de 1950, el archipiélago cubano exhibía la cifra más baja de la tasa de mortalidad infantil en América Latina con 3, 76, seguida por Argentina con 6, 11, Venezuela 6,56, y Uruguay 7,30, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ese indicador por cada mil nacidos disminuyó a 7, 5 en el 2000. En el quinquenio 1970-75 varió negativamente la cifra de natalidad alcanzada, al bajar de 26,7 por cada mil habitantes, a 14,9 en el periodo 1990-95.

Cuba redujo a 5,8 la mortalidad infantil en 1953, alcanzando el tercer lugar mundial en el número de médicos por habitantes. Con 128,6 galenos por cada 100 mil habitantes. Según fuentes oficiales cubanas, la esperanza de vida al nacer de la población en el periodo 1995-2000, fue de 76 años. Este indicador rebasó los 70 años en 1958. En ese año la isla contaba con 35 mil camas de hospitales, un promedio de una cama por cada 190 habitantes. Lo cual se aproximaba a la meta de los países desarrollados de la época, fijada en 200 habitantes por cama.

En el último año antes de la llegada al poder de Fidel Castro, la República disponía de un médico por cada 980 habitantes, cifra superada en América Latina solamente por Argentina, con uno cada 760, Uruguay con uno cada 860.

Cabe hacerse una pregunta: ¿Por qué La Habana ha ocultado a su pueblo y a la comunidad internacional estas cifras irrebatibles?

De acuerdo a los datos consultados en el Anuario Estadístico de la ONU, correspondiente a 1959, Cuba tenía un estomatólogo por cada 2,978 ciudadanos. Desde mi óptica, la Mayor de las Antillas después de 1959 logró ciertos avances en algunos indicadores de salud, y en otros no, con respecto a la etapa republicana.

El pueblo cubano se beneficia de una expectativa de vida de 75 años para los varones, y de 80 para las féminas. El número de camas de hospital por cada 10.000 habitantes es de los mayores en América Latina.

En la cifra de médicos por habitantes, Cuba supera a Canadá, Estados Unidos, República Dominicana, Uruguay y México. El gobierno castrista utiliza la salud pública como un eficaz instrumento de propaganda política ante las naciones del mundo, hacia donde ha encauzado un Programa Integral de Salud.

La partida de galenos cubanos a otros países, ha provocado el déficit del personal de salud en hospitales, policlínicos, y consultorios. La escasez de medicamentos y de suministros sanitarios, así como el aumento de enfermedades contagiosas y no contagiosas, han incidido notoriamente en el deterioro permanente de los servicios de salud.

La situación imperante ha generalizado un creciente descontento popular en Cuba, ya que se le ha restado atención y asistencia médica a la población. El Gobierno castrista tiene la palabra.

Reportó desde La Habana, el periodista Carlos Serpa Maceira.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails