Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 17 de diciembre de 2009

Continúa la homofobia en Cuba


Suceso narrado por el comunicador comunitario Guillermo del Sol.


En Cuba la represión aumenta cada día, no importa raza, sexo, o condición política que se ostente, siempre y cuando seas un cubano de a pie, no escaparás a ésta. Al menos así opina Yacer Siscal Morales, residente en calle 6ta. No.51, entre 3ra. y 5ta., Reparto Camacho, Santa Clara, Villa Clara.

"Soy homosexual, desgraciadamente nací con sexo masculino y hormonas femeninas, no pedí ser así al igual que la mayoría de los que tenemos tal condición, pero sí somos "gay", nada tiene que ver. Somos seres humanos como la totalidad de las personas que habitamos el planeta Tierra, reímos, lloramos, cantamos, trabajamos, amamos la vida".

"Hace poco tiempo en nuestro país hubo un congreso internacional sobre la homofobia, la parte cubana fue representada por Mariela Castro Espín, muchas personas, nacionales y extranjeras son testigos de lo que digo, pues en los noticieros de Cubavisión Internacional se mostraron imágenes de este evento, donde se pudo apreciar la ya mencionada dama y algunos miembros del Gobierno. Mariela también convocó a una marcha contra la homofobia en la Ciudad de La Habana y la realizó".

"El Comandante nunca se ha pronunciado en contra de los homosexuales, así como su hermano, Raúl Castro, padre de Mariela. Jamás le hemos escuchado frase discriminatoria hacia nosotros. Sin embargo, a pesar de que el gobierno no nos recrimina, en mí ciudad ocurre todo lo contrario a lo que acabo de narrar, somos perseguidos, reprimidos, maltratados y acosados por el gobierno de la provincia".

"En mi caso, he sido multado en varias ocasiones, me han golpeado, detenido, advertido, amenazado, prohibido visitar lugares públicos, tan solo por vestir ropas femeninas, si esto no constituye un delito. ¿Por qué tanto odio contra nosotros? No robamos, no somos delincuentes, no constituimos un peligro para la ciudadanía".

"Si nos acercamos al parque Leoncio Vidal, los policías nos vienen encima, nos piden identificación en mala forma, nos provocan para que nos alteremos y así tener justificación para maltratarnos físicamente. La mayoría de estos agentes nos velan en las callejuelas para insinuarnos, o proponernos tener sexo con ellos. ¿Será eso acoso sexual? En estos momentos no lo están haciendo porque la cosa está mala con esto de la violencia que se ha generado, pero la forma de mirarnos los delata. Los fines de semana se agudiza la represión y el acoso, casi siempre terminamos en la Tercera Unidad de la Policía, donde nos amenazan de llevarnos para Instrucción Policial e iniciarnos un proceso judicial, ya sea Peligrosidad Delictiva u otro cualquiera".

"En reiteradas ocasiones nos hemos quejado en la oficina de Atención a la Ciudadanía de nuestra ciudad, así como en la Delegación Provincial del Ministerio del Interior en nuestra localidad. En ambos lugares nos han comentado que sí tenemos derecho a vestir de mujer, que no constituye un delito en el código Penal, pero nos siguen tratando de la misma forma. También nos trasladamos a la capital e informamos a Mariela Castro al respecto, pero nada".

"En el mes de Octubre, a raíz de la visita del Presidente al memorial Ernesto Guevara, estuvo en Santa Clara, Mariela Castro, quien compartió con nosotros en el centro cultural El Mejunje, además de caminar por las calles en nuestra compañía, ese día todo fue felicidad. Nada más volteó para regresarse, comenzó nuevamente el mismo acoso".

En momentos que redactaba este testimonio, me comunicaron que: Yacer Siscal Morales, fue detenido arbitrariamente por miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en la Ciudad de la Habana, donde intentan involucrarlo en un proceso legal acusándolo de Resistencia.

Bookmark and Share

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails