Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 11 de marzo de 2010

El libretazo


Siempre que salgo a caminar lo hago muy despacio, para impregnarme bien de todo lo que se desarrolla a mí alrededor, así me entero de lo que se comenta de nuevo en la calle, cuando veo, en el parque de El Quijote de la Ave 23 y J, Vedado Ciudad de La Habana, a varias personas de la tercera edad que se sientan en uno de los bancos para disfrutar el calor del Astro Rey, y además venden sus cigarros de la cuota y su paquete de café para poder sobrevivir. Me acerco para preguntarles el precio del paquete de café, uno de ellos dirigiéndose al grupo como todo un poeta dice: “¡Porque ella poseía su ímpetu como un tirano posee su autoridad, puede parecer injusto el conseguirla, pero sin dudas es peligroso renunciar a ella!” Yo no sabía a qué se refería, pensé que sería a su esposa de toda la vida, pero el señor sigue su discurso: “¡Si nos quitan la libreta de abastecimiento, comeremos cocos y expulsaremos pelos! Imagínense ese fue el detonador que desató la gran polémica entre dos experimentados coetáneos. Y yo, me quedé expectante de todo lo que allí se hablaba.

Anciano 1- A propósito de la libreta, viste el comentario en el Noticiero de este jueves, fue en tiempo pasado, como que es un hecho que se quitará la libreta (documento que norma los alimentos para la población) pero para eso se deben hacer algunos cambios previos, y equilibrar un poco las cosas, porque los más necesitados somos nosotros los viejos y los niños, además de todo el que sobrevive con su salario, que es de miseria, ¡Nos las veremos bien dura!

Anciano 2- Y… ¿Cambios, cómo cuáles?

Anciano 1- Bueno como cambiar toda la economía, y empezar por privatizar, la pequeña y mediana empresa, todo lo que tiene que ver con el comercio minorista, engendro que lo único que ha hecho, es crear millonarios, y el desvío de recursos, abreviando: “ladrones”, que, fíjate, a mí en particular no me importa que las personas se enriquezcan con el fruto de su trabajo, pero que haya igualdad de oportunidades para todos, porque todos estos administradores, ya sea por ser del Partido o por ser sus socios o como quieras llamarles, son unos pocos que no dejan a las demás personas poner en práctica su creatividad, pero además, cuando cogen el mando, a los pocos días se les olvida el Partido, compran carro, moto, casa ¿y de dónde sale eso?: del Estado, el mismo al que nosotros le pagamos las MTT (Milicias de Tropas Territoriales) la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), los CDR (Comités de Defensa de la Revolución); !ah! los sellos de timbre, como todo tipo de trámites, y que el Estado eroga los gastos de lo que estos tipos malversan. Date cuenta un negocio redondo, por supuesto, con el dinero que nos quitan a nosotros, por eso creo que se debe empezar por ahí, así el Estado se quita una responsabilidad que no debe asumir, cobraría un impuesto recaudando una buena cantidad de dinero, genera más empleos, y podría gastar este dinero en otros sectores más importantes, por ejemplo: salud, educación, transporte y otros servicios, además, por qué no, en la comida de los más necesitados, porque aunque tú no lo creas, la libreta alivia un poco la escasez que hay, aunque verdaderamente no alcanza.

Anciano 2- Bueno ante la “Ley” todos deberíamos tener igualdad de garantías.

Anciano 1- Así debería ser, pero este sistema es un verdadero laberinto, casi imposible de solucionar, como te podrás dar cuenta, el embudo cada vez es más estrecho para nosotros, y la justificación es el bloqueo, y ahora agrégale la crisis mundial, a medida que pasa el tiempo, es más agravante para nosotros.

Anciano 2- Y ¿Tú crees verdaderamente que la quiten?

Anciano 1- No lo creo, a pesar de no haber economía para soportar la libreta, tampoco política, ni humanamente, la pueden quitar, sería condenarnos a morir de hambre, aunque este gobierno ha demostrado que no le importa nada, solo mantener el poder.

Anciano 2-¡Ay, Dios mío! Nada prospera en la vida de un hombre, sin que llegue el infortunio, la maldición y la ceguera…Y también: El mal parece un bien a aquel que un Dios ha vuelto ciego.

Anciano 1- Bueno ¿Eso es, una especie de advertencia contra la tendencia de conducir a un país a la ruina? O quizás sólo la expresión de una conciencia doliente.

Anciano 2- Oye…estas hecho un verdadero filósofo, entonces: ¿Qué quieres decir? ¿Qué nos lo merecemos?

Anciano 1- Bueno a buen entendedor no hacen falta palabras.

Anciano 2- ¡Ay! Viejo mañoso, basta, tú quieres que mencione otras cosas que no quiero mencionar. A ver joven el café es al precio que todos sabemos 10 pesos cubanos, y aprovecha ahora, que si nos quitan la libreta, tendrás que buscarlo en las TRD (Tiendas Recaudadoras de Divisa) Y si le suben el precio, se perderá, como todo en este país.
Ciudad de La Habana, 11 de marzo de 2010
Yuri Valle Roca
Comunicador Comunitario
Miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.


Bookmark and Share

No hay comentarios: